domingo, 1 de abril de 2007

Biocaricatura: Jack Lemmon


Jack Lemmon: actor de comedia y drama que representó como nadie al norteamericano de clase media. Por eso siempre le enfocaban de perfil. Media... mitad... perfil... ¿Vale?

Durante su infancia, pasó algunas estrecheces. Nacido en un ascensor de Boston en 1925, la cuna era del tamaño de un 'pan Bimbo' lo que le impedía dormir siesta con su osito de peluche: el pequeño Jack cabeceaba en la alfombra mientras 'Puffy Bear' roncaba acunado hasta las seis.

Comparado con eso, la bañera le parecía el Lago Enol, compartiendo pompitas con su patito de goooooooooooma blandita.

Jack Lemmon trabajó en docenas de oficios antes de dedicarse al cine. Músico aficionado que era, consiguió un primer empleo tocando el piano en un bar. Jamás abandonaría ya aquella afición... a los bares. Pasó luego a televisión, iniciando su faceta de actor en escenas con escaso diálogo, en telefilmes y series. Luego la radio, de figurante en radionovelas, aquí ya sin diálogo en absoluto. Nadie reparó en él, aunque obtuvo algunos premios: el Día de Acción de Gracias de 1950, ganó las dos botellas de jarabe de melaza que sorteron en la emisora.

En 1954 debutó en el cine de la mano de George Cukor. Así rodaron la comedia 'Una rubia fenómeno', sin soltarse, aunque Cukor se apartaba para no entrar en el plano. Fue el inicio de una carrera fulgurante, que ya desde el principio, encumbró a Lemmon a lo más alto. Y de donde ya no se bajó hasta un día en que empezó a llover.

Trabajó con los mejores directores del momento: Cukor, John Ford o Blake Edwards. Pero sobre todo, trabajó con Billy Wilder. Títulos como 'Irma la dulce', 'Con faldas y a lo loco', 'El apartamento', ayudándole con la mudanza, cortándole el césped cada quince días...

Jack Lemmon amaba su profesión, y no reparaba en esfuerzos. El mismo Wilder, tan exigente, lo reconocía: "Un actorazo, siempre ensayando, con infinitos registros... gran podador de setos... veremos cómo me acuchilla el parquet".

Dedicación y honestidad, esas fueron siempre las claves de su triunfo. De nuevo Billy Wilder nos ilustra al respecto: "Se metía en la piel de los personajes... y sí, era honesto... un día me entregó medio dólar que encontró en el jardín mientras me arreglaba un parterre".

Durante su carrera, el actor recibió infinidad de premios y reconocimientos: Cannes, Berlín, Globos de Oro, varios 'oscars' y en 1964 el no va más, Wilder lo apunta al concurso anual de jardinería de Palm Beach, ¡y lo gana!

Jack Lemmon falleció un 28 de junio de 2001 (el único... no ha habido otro 28-J de 2001, más que aquel día, que se sepa). El 'tipo corriente' de la pantalla, cómico, trágico, tierno y neurótico nos dejó para siempre. Pero 'zampabollos', como gustaba que le llamaran, seguirá vivo en cada película.

Poco antes, la Academia de Hollywood le había entregado el tercer 'oscar', honorífico al conjunto de su carrera.

Pero nunca logró revalidad el título en Palm Beach.

Jamás lo superó.

No hay comentarios: